jueves, 9 de febrero de 2017

Coyolxauhqui (en náhuatlcoyolxauhqui, ‘la adornada de cascabeles’coyolli, cascabel; xauhqui, que adorna’)

 Luna llena del 10 de febrero pasará muy cerca de Regulus, la estrella más brillante de la constelación de Leo, por lo que ya desde ahora se percibe en el aire un tono dramático, un intenso deseo de gustar, de brillar, de ser y sentirnos especiales. Este momento estelar despierta en nosotros la necesidad de acaparar todas las miradas, de obtener reconocimiento y ganarnos un merecido aplauso. La Luna en Leo permite que irradiemos un fuerte magnetismo, mostrando una personalidad confiada y segura, estimulándonos a la acción. Esta Luna ‘teatral’ aviva nuestras tendencias a la pose, al drama y a las pasiones, que serán numerosas y con muchos elementos pintorescos, típicos de los melenudos leones del zodiaco.
La Luna en Leo resalta nuestro deseo de ser valorados y admirados, buscando notoriedad en cualquier plano que nos sea posible. Para ello, solemos desplegar nuestros encantos ante los demás, fascinando y atrayendo las miradas sobre nosotros. La clave meditativa de esta Luna es: "Yo soy Ése y Ése soy Yo".




La Luna leonina despierta al ‘niño interior’ que todos llevamos dentro, y se rige por el principio del placer, hablando en términos psicodinámicos, es por ello que esta Luna es muy favorable para festejar y ser lúdicos. A un nivel más personal, la Luna en Leo nos habla de la necesidad de reestructurar nuestra relación con los niños; pueden ser hijos, sobrinos, hermanos menores, etc. Esta es una Luna de rejuvenecimiento, siendo importante amarnos y querernos de manera saludable; amarnos por lo que somos y no por lo que queremos ser, o por que esperamos que otras personas nos amen. Con la Luna en Leo, todos somos reyes y reinas: enamórate de ti, camina con seguridad y demuéstrale al mundo que quieres brillar. Confía.
Eclipse penumbral de Luna
Un Eclipse de Luna penumbral sucede cuando la Luna entra en la penumbra que produce la Tierra, al interponerse entre el Sol y la Luna. Este eclipse ocurrirá justamente a las 19:33hrs., al momento del plenilunio, y será visible en América (todo México), Europa, África y parte de Asia. Su barrido de inicio hasta su terminación durará aproximadamente 43 minutos.
Este eclipse penumbral se produce con la Luna transitando por el signo de Leo (a 22°28’, al comienzo del tercer decanato), mientras que el Sol se encuentra en el signo de Acuario, su opuesto, en el mismo grado. Dicho eclipse se presentará en un momento de gran luminosidad dónde las energías e influencias magnéticas se exteriorizan, aportando una nueva orientación y un cambio de dirección a los signos de Aire (Géminis, Libra y Acuario) y de Fuego (Aries, Leo y Sagitario), y a quienes tengan planetas y puntos destacados en estas constelaciones.




Todo eclipse tiene la tarea de terminar o dar inicio a nuevos procesos, y como a Leo se le asocia con la creatividad sea manual, mental y artística, dado que rige la Quinta Casa del Zodíaco, la cual también es el sector conectado con la vida romántica, los hijos, diversiones, deportes, festejos, placeres y amores libres, entonces sentiremos ahora más directos sus efluvios en estos temas. Es en este sector donde habrá cambios, al igual que en el sector donde tengamos a Leo en nuestra Carta Natal. Allí sentiremos su influencia (ya evidente desde dos semanas atrás), y durante los siguientes 6 meses, hasta el 7 de agosto, cuando el Sol en Leo nos traiga un eclipse parcial de Luna (no visible en la República Mexicana) pudiéndose llevar a efecto muchos procesos de renovación, dejando atrás viejos hábitos y apegos; además, pondremos más atención a los pequeños y a su educación, así como también se desplegarán los temas relativos al romance y la aventura, abriendo espacios para el júbilo y la recreación libre, dejando atrás todo lo caduco, impulsando novedosas iniciativas.


Es un buen momento también para invertir en bienes raíces, decorar nuestra casa, así como rentar y vender propiedades. El eclipse penumbral de Luna Llena en Leo, también nos invita a disfrutar de una mayor libertad personal para renovarnos, y dejarnos llevar por nuestros impulsos para probar situaciones novedosas y estimulantes. Este eclipse favorece la socialización, las actividades grupales y las reuniones casuales. Es muy probable que conozcamos personas no ortodoxas, y de diferentes ámbitos culturales y étnicos a los nuestros.