sábado, 20 de octubre de 2018


Federico Cantú 1907-1989

Titulo de la obra                 Cura de Ars 
( primera versión del Cura de Ars para la Iglesia de la Purísima- Monterrey Nuevo León )
Técnica                      Oleo sobre Tela
Medidas                    105X168
Catalogo                    F&EM            - 0065

Provenance :
Colección del Autor                                                           1946
Colección F Cantú F & Elsa E.                                            1958
Colección Museo Casa Estudio Federico & Elsa               2014
                       
Colección                   Museo Casa Estudio Federico Y Elsa
                                   ( Elsa Maria Teresa Elizarrarás Y Beltrán )
cultura.gob.mx

Exposiciones :

Pan American Unión Washington DC 1950
Palacio de la Bellas Artes 1970
Palacio de la Bellas Artes 1986
Museo Franz Mayer 1990
Museo Amparo 1993
CORARTE Parque Fundidora 2004





Antecedentes de la obra del Santo Cura de Ars

En los años cuarenta se construye la Iglesia mas importante que tiene Monterrey “ La Purísima”  El Arzobispo de Monterrey  Guillermo Trischler convoca al proyecto a los Arquitectos, Candela  con un proyecto del Arq. Enrique de la Mora, también reúne a una serie de diferentes maestros  de la época para que decoren este recinto,  entre ellos;  Federico Cantú,  Jesús Guerrero Galván , Adolfo Laubner, González Camarena y  Herbert Hofmann que ejecuta una serie de elementos escultóricos en su estilo modernista{ Cristo crucificado monumental. }


Desde el principio el proyecto arquitectónico y escultórico entro en disputa por dos razones la primera fue el corte modernista y el segundo punto fue que Hofmann era un judío alemán por lo que el tema había subido en disputa, para fortuna del proyecto, el ultimo en defender esta nueva visión, fue el entonces obispo de San Luis Potosí , Guillermo Trischler quien ganaría la discusión afirmando que todos los grandes proyectos eclesiásticos en su época fueron vanguardia. 
Entre todo este enredo, ahora había que amalgamar los diferentes conceptos que cada artista tenia en torno al tema . Cuando Federico Cantú se integro al proyecto este estaba bastante avanzado arquitectónicamente junto con la estatuaria y la obra vitral, que por supuesto dejaría en el un beta de luminosidad creativa y narrativa bíblica que  una década despues Federico realizara para la Capilla de los Misioneros de Guadalupe en 1957.
Regresando a la temática Cantú en la Purisima:
Y bien Federico decidió integrar dos obras que dialogaran a su vez con las de su buen amigo el pintor Jesús Guerrero Galván junto con la de González Camarena , y es asi que surge la idea de pintar una Virgen de Guadalupe como un tema nacionalista y como segunda obra ,el tema de Juan Bautista Vianney proclamado patrono de los sacerdotes, mejor conocido como El Santo Cura de Ars . 
Revisando las cuatro obras pictóricas simétricamente iguales que comprenden el recinto , es muy probable que se decidiera como medio una superficie rígida de fibracel pintada por la parte posterior, a manera de dar un toque de lienzo a cada una de las obras y con ello estabilizar la simetría de las obras de los diferentes pintores , quizá este ejercicio fue el que dio pie a Federico de conservar la primera de las versiones , sin embargo sabemos que también el tema fue modificado y alterado en su composición ,en el sentido de colocar en el confesionario a una niña y no a un niño.
También sabemos que para Federico, existía una predisposición de incluir trazos de obras anteriores , por ejemplo esta narrado ( en la versión que nos compete) a manera de relieve en madera el “Descanso en la Huida a Egipto” utilizado por el en retablo del mismo nombre pintado en 1929 en Los Ángeles California, de igual manera el tema del Ángel orando utilizado en el mural  que pintara en la Parroquia de San Miguel Allende apenas tres años antes de esta obra.
Sea cual fuera la razón esta obra reposa dentro del acerbo de la Colección del Museo Casa Estudio Federico y Elsa , obra icónicamente familiar pues siempre estuvo colocada en cada una de las casas que habitaron Federico y Elsa durante su matrimonio.
Paralelamente a esta obra Cantú realizo una serie de placas de grabado al buril que darían paso a una serie de carpetas numeradas repetidas a discreción por el arzobispo 
A su vez las placas de grabado fueron trabajadas en plata , todo con la idea que al finalizar la impresión se recortaran a manera de ornamento mismo que hoy en dia se incluyen en La Purísima.

El legado sacro de Cantú pronto alcanzaría el Museo Vaticano ejecutando dos ensayos de crucifixión y una Verónica . 



Textos Archivo documental Adolfo Cantú-Colección Cantú Y de Teresa
Copyright © 2018.
FCG Copyright ©



Lista de obra
Grabado al buril y punta seca.
1946-1948
19 grabados sobre dibujos de Federico Cantu
el autor burilo 12 y Alvarado Lang 4 y Gm Lemus 3
Todas las tintas y anteproyectos asi como el concepto
Grafico fue de Federico Cantú
La purísima se convertiría en el cuarto recinto sacro intervenido por el Artista

Carrera iniciada por el autor en la Iglesia de Pasadena California
En 1928 , por fortuna Madona ( Pintura al Temple )
Hoy en dia expuesta en el MUNE nos permite acercarnos a el trazo de la época asi como la técnica y el carácter pictórico

Las segunda gran intervención se da en la Parroquia de San Miguel Allende 1942( parcialmente destruida por el Padre Mercadillo )

La Tercer intervención la ejecutara en la Pinacoteca Virreinal
Ex convento de San Diego ( convento de los Dieguinos ) en 1946

Y Asi inicia con grafica el proyecto dedicado a la Purísima de Monterrey.

Una vez ejecutadas las Placas e impresos los  cuadernillos
El listado de placas fue mutilada para incorporarlo al recinto
Y como pudimos constatar en nuestra pasada visita el 11 de marzo de 2017, las placas de plata se encuentran de algún modo gastadas impidiendo en lagunas ocasiones poder admirar el trabajo de Federico.

Para la Colección Cantú Y de Teresa fue de suma importancia el poder recuperar imágenes y poder cotejarlas con la colección de tintas y obras impresas por Cantú en un primer estado, en hora buena por tan maravillosa y memorable visita



Adolfo Cantú
Colección de Arte Cantú y de Teresa

Tirada  de 52 ejemplares numerados
cuadernos ilustrados con 19
grabados de la Autoría de
Federico Cantu Garza 1907-1989


1- Letanía LauretanaPortada de la Letainia Lauretana       Virgen.
2- Letanía Lauretana, Spoeculum justitae,
3- Letanía LauretanaVas Spirituale y Vas Virgo Fidelis.
4- Letanía LauretanaVas Honorabile y Vas Insigne Devotionis.
5- Letanía LauretanaRosa Mystica.
6- Letanía LauretanaTurris Eburnea.
7- Letanía LauretanaFoederis Arca.
8- Letanía Lauretana, Salus [infin] morum,
9- Letanía Lauretana, Agnus Dei,
10- Letanía LauretanaCristo llorado por los Angeles.
11- Letanía Lauretana“Uno de vosotros me entregara” .
12- Letanía LauretanaTobias.
13- Letanía LauretanaMadonna.
14- .Letanía Lauretana, Agnus Dei guntallis peccata mundis,
15- Letanía Lauretana, Canam nostrae justitiae,
16- Letanía Lauretana, Turris davidica,
17- Letanía Lauretana, Janua Coeli.
18- Letanía Lauretana, Stella Matutina
19- Letanía Lauretana, Stella Matutina Madonna

miércoles, 17 de octubre de 2018

Las bodas de Caná
Federico Cantú
Oleo sobre tela 1952


Ha ciencia cierta es difícil aterrizar la idea de un Federico Cantú eternamente agradecido con la devoción Cristiana, por ello que mejor que adecuarnos a su propia narrativa
Con frases como “Gloria te pido que vuelas a creer”  o “es una fuerza que esta fuera de mi y que me hace crear con otra mano que no es la mía”
Entrados a los 50s Federico ya esta consolidado con su obra de caballete y obra mural , su majestuosidad ha llegado ya a el Museo Vaticano y ahora mas que nunca quiere dejar una narrativa de la vida y obra de Jesús
Adentrado en el tema Federico decide tomar la narrativa de el evangelio San Juan 1952 y ahora aborda el tema de las Bodas de Caná , sin embargo para dar un toque de intemporalidad nacionalista ubica el milagro en Juchitán , de este tema se desprenderán un par de versiones a manera de complacer las diferentes tonalidades y variantes en la obra . En esta obra el gran angular de Federico aparece situando a Jesús en el centro de la obra , pero no en primer plano mas bien invitando a el observador a fijar su vista a lo largo de la obra . 


Todos los pueblos tienen sus propios rituales y sus liturgias familiares para obsequiar a los novios. Israel tenía su propio ritual, su liturgia propia, donde se mezclaba la alegría humana, y la religiosa.
En la fiesta de bodas se entremezclaban los cantos, el baile, la comida y también el vino, que no era propiamente una bebida de placer, sino un alimento, propio de estos días. La fiesta duraba 7 días poco más o menos, según el poder económico de las familias.
El Evangelio de San Juan nos habla también de una boda, y comienza diciendo sencillamente: “Al tercer día, hubo una boda en Caná de Galilea... fue una boda muy especial... pues a ella estaba invitada María, la Madre de Jesús. Ella fue invitada a servir, a atender a los invitados, era una familia pobre, sencilla... y también asistió Jesús, que llegó acompañado de los primeros discípulos que fue eligiendo en el camino.
Los hombres estaban aparte, en pequeños grupos, entre los que destacaba el de Jesús, por su alegría y su cálida apertura. Las mujeres ocupaban los lugares cercanos al fogón, para atender las necesidades de los comensales. Y ocurrió que con esa intuición y esa mirada que sólo tienen las mujeres y las madres, María se dio cuenta de que los comensales eran mas de la cuenta y que el vino no iba a alcanzar para todos. Era un gran problema para los novios, pues por muchos años serían recordados como los pobretones
Por eso María, sin querer ser notada, se acerca discretamente a Jesús, y al oído le dice: “Hijo, estos pobres muchachos ya no tienen vino
María, por su parte, sin entender totalmente la respuesta de su Hijo, pero con verdadera entereza, va con los novios y les dice: “Hagan lo que él les diga”. Bendita palabra de María.
Los sirvientes se miran unos a otros extrañados de que Jesús les diga que llenen de agua las tinajas para las purificaciones de los invitados. Si ya están completos, ¿para qué más agua? Pero son sirvientes, y tienen que obedecer. Cuando las tienen llenas, van con miedo de prestarse a una broma, al maestresala para que pruebe aquello. Y viene la sorpresa. Es vino excelente. Vino del bueno, y son seiscientos litros. Nadie da crédito a sus ojos y a su paladar.
La fiesta transcurrió con una gran algarabía, dando gracias a Dios de tener tales invitados. Para Cristo fue un día de gloria. Hacía poco que había santificado las aguas en el Jordán, y ahora transformaba el agua en vino, que presagiaba el vino nuevo, el de la redención, el de la Nueva Alianza, el vino de su muerte y su resurrección.
Con el bautismo en el Jordán, Jesús comienza su vida pública. En Caná, Jesús comienza sus milagros y sus signos eficaces para la salvación de todos los hombres. Los mismos discípulos comenzaron a creer en Jesús desde ese día.

María, enséñanos a querer lo que Jesús quiere, a desear lo que Jesús desea, y a hacer en todo, la voluntad de tu Hijo Jesucristo, según tu recomendación: “Hagan lo que él os diga.


Adolfo Cantù
Art Consultant & Specialist
FCG Copyright ©

sábado, 6 de octubre de 2018

Cantù reflection



Archivo documental Federico Cantú
Textos Adolfo Cantú
Colección Cantú Y de Teresa
Copyright © 1989-2018
FCG Copyright ©


Tanto Frida como Federico nacieron en 1907 
Frida en Coyoacán y Federico en Cadereyta
Los ambientes de la época los hicieron coicidir en diferentes etapas . 
Primeramente en los murales de la SEP despues en la época
En al que ambos matrimonios se instalaron en California, 
Sin embargo Diego y Frida siguieron su camino a la ciudad de San Francisco 
Y Luz y Federico de Pasadena a Los Ángeles 
Ya en México,  todos ellos permanecieron inmersos en el mismo grupo
de artistas que exponían y visitaban la Galería de Inés Amor,
época en la que Federico decidió colgarse un gato del cuello,( tal y como nos lo narra el Poeta y pintor Malagueño José Moreno Villa )  razón que permeó la idea de que Frida hiciera lo mismo con sus respectivas mascotas .



Despues en 1938 en Nueva York Federico narra en una carta dirigida a Gloria Calero
 el encuentro de ambos -“hoy vi a Frida Rivera”  - en una fiesta donde Frida ya anunciaba su viaje a Francia para instalarse por unos meses con los Breton
En 1943 ambos dos  junto con los mas prestigiados pintores de la época  fueron invitados por el Corso para ser maestros fundadores de la Escuela “La Esmeralda”
Y en 1948 también fueron maestros fundadores del Salón de la Plástica Mexicana 



Hoy en dia todos sabemos que Frida nació en 1907 y murió en 1954, 
también sabemos que Federico nació “como lo refleja su acta de nacimiento”
En 1907 y que murió en 1989



( pero parece que en MUNAL siguen obstinados en colocar otra fecha en la cedula)




Adolfo Cantú
Colección de Arte Cantú Y de Teresa




Nota:
En 1995 se presento el facsimilar del diario de Frida en la Casa Azul.
Ese dia recuerdo que no éramos mas de cincuenta personas en el jardín de la casa azul, hoy entrar a el museo es tan complicado como lograr entrar al Museo Vaticano.

Muy pronto esa primera edición quedo rebasada y seguida por nuevas publicaciones
Hoy en dia y creo que por razones varias la publicación es casi inexistente. 
Hace unos días comprando unos libros en la librería del Museo Reina Sofía de Madrid me encontré esta edición, pregunte que si tenían otra que estuviera envuelta la respuesta era de esperarse
“este libro es el único que nos queda , siempre estamos tratando de que nos envíen los suficientes pero nunca lo logramos”

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Septiembre  el mes de la patria
Federico Cantú en la memoria histórica de México
ETAPAS DE LA INDEPENDENCIA    De acuerdo con los especialistas, el estudio del desarrollo histórico de este importante movimiento revolucionario se puede entender mejor si se revisan, detenidamente, los siguientes cuatro momentos o etapas más trascendentales:
Primera etapa       Abarca desde el Grito de Dolores (16 de septiembre de 1810) hasta la batalla de Puente de Calderón (en el actual municipio de Zapotlanejo, Jalisco, el 17 de enero de 1811), cuando la muchedumbre dirigida por Hidalgo -con su famoso estandarte guadalupano   en mano- peleaba con más pasión y arrojo que estrategia. En este momento, cuando el cura de Dolores llegó a su cita con la historia en el Puente, sus fuerzas se calculan en alrededor de cien mil hombres (entre criollos, indios, mestizos y gente de las castas). Por su parte, los realistas, soldados leales al virrey y a la corona española, debían rondar entre los 50 mil efectivos.
Segunda etapa
En este periodo entra en escena José Maria Morelos y Pavón , Éste va desde principios de 1811 hasta la toma del Fuerte de San Diego en Acapulco
 (en agosto de 1813). Durante este tiempo, los insurgentes se anotaron varios triunfos siendo los más sonados los obtenidos en las regiones del centro -en Cuautla ( Morelos ) donde llegaron a romper un importante cerco- y en el sur -en Acapulco y Chilpancingo Guerrero , donde incluso gestionó el primer Congreso de Anáhuac- de la actual República Mexicana.

Tercera etapa
Ésta se caracteriza por un gran desorden. Con la muerte del “Siervo de la Nación” (fusilado en Ecatepec, en el estado de México ) se crea un gran vacío en el mando del grupo insurgente y los realistas, aprovechando esta situación, al mando del temible General Félix Maria Calleja logran rehacerse y recuperar la ofensiva. En esta etapa se rinde el último reducto importante insurgente y, técnicamente, los leales a la corona han ganado la guerra. Sólo unas cuantas partidas, como la que comandaba Vicente Guerrero (en el sur), siguieron en pie de lucha. Este periodo acaba en febrero de 1821 con la firma del trascendental “Plan de Iguala”.

Cuarta etapa
Ésta transcurre del 24 de febrero de 1821 hasta el 27 de septiembre de ese mismo año cuando el Ejército Trigarante , al mando del ex realista, Agustín de Iturbide, entra triunfal, junto con Vicente Guerrero, a la Ciudad de México. El contingente, compuesto por los soldados del General Iturbide (ya convertidos) y los insurgentes que aún quedaban, avanzó por la actual calle de Madero en el Centro Histórico de CDMX hasta alcanzar la popular plancha del Zócalo. Con este pasaje terminó formalmente la lucha por la Independencia de México.



domingo, 9 de septiembre de 2018

Museo CYDT


José Luis Pérez de Salazar fue un prominente investigador e historiador que  a su vez cultivo el placer por el coleccionismo. Durante su vida fue catalogando y acrecentando un gran acerbo de objetos y obras de arte. Recientemente dicha colección se ha ido colocando de manera dispersa en diferentes colecciones de arte dando forma a nuevos acerbos , porque como suele suceder a lo largo de la historia cada una de las obras tiene un porque y un donde que de manera casi aleatoria sigue un nuevo camino que por fortuna nos permite profundizar temas y enriquecer nuevas curadurías .
Para la Colección Cantú Y de Teresa, coleccionar este tipo de obras que combinan la visión del autor y la devoción del colector nos procuran un placer muy especial surgido de un sinnúmero preguntas con respuestas que conllevan dar un lugar muy especial a cada uno de los objetos de arte.
Hoy nos compete presentar dos obras del Félix Parra que ya son toque de piedra para nuestra colección pues nos permitirán crear un puente que amalgama primeramente a Félix Parra seguido por otro gran maestro ; Alfredo Ramos Martínez y de ahí a Federico Cantú , ambos tres con una inclinación a dotar el arte Mexicano de una universalidad .



Félix Parra Hernández (MoreliaMichoacán17 de noviembre de  1845 - TacubayaDistrito Federal9 de febrero de 1919) fue un pintor y académico mexicano.
El pintor moreliano formó parte de la primera generación que vivió la restructuración de la Academia de San Carlos, que buscaba darle identidad propia a la pintura nacional. “Él aportó mucho a ese proceso al recuperar temas históricos que otros artistas de su época no abordaban, lo que lo ubicó en un lugar destacado en el devenir del arte mexicano, aunado a que fue un excelente retratista y paisajista, cuyo legado se puede apreciar en algunos de sus alumnos como Manuel Pastrana, Julio Ruelas, Germán Gedovius o Saturnino Herrán”, refirió Violeta Tavizón, subdirectora del Museo de Guadalupe.

En 1878, Félix Parra tuvo la oportunidad de ser uno de los primeros artistas en viajar pensionado por la Academia a Europa, y durante cinco años estuvo en Francia e Italia, donde adquirió una fuerte vena vanguardista.

“Ahí se nutrió de distintas corrientes como el simbolismo o el impresionismo, aunque se inclinó por el modernismo y el art nouveau, lo que se reflejó en el último periodo de su producción pictórica, en los albores del siglo XX. Dicho aprendizaje lo transmitió a su regreso a la Academia de San Carlos como maestro de dibujo de ornato, donde tuvo como alumnos a Diego Rivera, Gerardo Murillo Dr. Atl, Julio Ruelas y Manuel Pastrana, este último fue el primer director del Museo de Guadalupe, razón por la que se consideró pertinente mostrar la exposición en este recinto”.

Fue a sus 55 años de edad, al despuntar el siglo XX y después de la experiencia vivida en Europa, cuando el artista moreliano se inspiró en la tradición impresionista y modernista para la representación de paisajes semirrurales, urbano cosmopolitas y escenas costumbristas afrancesadas.

Sus múltiples trabajos a la acuarela, sueltos y luminosos, así como algunos estudios de un sinfín de objetos y sujetos oníricos, son el vivo ejemplo de que experimentaba tiempos de renovación artística, en rebeldía contra la rigurosa formación fincada en el dibujo científico de las academias de arte del siglo XIX.




Félix Parra 1845-1919   Federico Cantú 1907-1989
Con la pluma de Don Alfonso Reyes 1889-1959


“la única manera de ser provechosamente nacional consiste en ser generosamente universal”y agregaba “pues nunca la parte se entendió sin el todo”.

Félix Parra 1845-1919
Federico Cantú 1907-1989




Félix Parra 1845-1919
Quimera XIX
Tinta papel
Colección de Arte Cantú Y de Teresa





















Federico Cantú 1907-1989
A Matter of Love – MacKinley Helm
The Declaretion of love
The Tale of Jesús and the Tanner’s Daugther
Colección de Arte Cantú Y de Teresa





Federico Cantú 1907-1989
Alfonso Reyes
Tondo- bronce
Colección de Arte Cantú Y de Teresa
 
Alfonso Reyes

CORO DE SÁTIROS EN EL BOSQUE
Estrofa 1
Agotad los racimos rojos
suspendidos sobre vuestras frentes,
y sea la tierra encanto a los ojos
y mane la vida como las fuentes.
Nos saludan los cañizales
y las yerbas nos abren caminos;
se nos brindan las uvas cordiales;
nos sueltan ramos los nobles pinos.
Antistrofa 1
Por el reino familiar
de la selva el sátiro yerra;
por el mar
los tritones, y por el cielo
la raza de Olímpicos. A nado
van sobre la espuma, van sobre
Nuestra pesuña, al suelo
—dúplice raíz— se aferra,
por donde el vigor de la tierra
sube.
o en vuelo,
la nube.

Federico Cantú 1907-1989
Orfeo
Buril
Colección de Arte Cantú Y de Teresa


Épodo 1
Cantad en honor de Leneo.
Resucitad con vuestras bocas
la canción mágica de Orfeo
que sabe persuadir las rocas.
Cantad el racimo maduro,
y resucitad la canción
con que, en Tebas, se alzaba el muro
al son de la lira de Anfión.



Alfonso Reyes
Épodo II
Raza que a la tierra abandonas:
renueva hoy la antigua alianza.
Hombres, reclamad las coronas
y el delirio de vuestra danza.
Hoy que la tierra se prestigia
con nueva flora y nueva mies,
al clamor de la flauta frigia
agitad los rápidos pies.




Federico Cantú 1907-1989
Palas Atenea
Sanguina Papel 
Colección de Arte Cantú Y de Teresa


Estrofa III
La canción de la flauta oíd,
hombres, escuchad la canción sin lira
a la cual Dióniso, dios de la vid
y dios de la llama, delira.
Elevad un canto acordado
con el latir del corazón;
vuestras plantas gocen el tibio prado,
y el ansia vital brote en canción.



Antistrofa III
Hombres, escuchad
la antigua sabiduría
y sembrad
un temblor de vida en el surco eterno
de la hembra. Que vuestra alma ría
al consejo plácido que da la cigarra.
¡ Gloria a la pesuña y al cuerno!
El vientre del mundo pulsa y se desgarra
y surgen seres que viven de gozo y martirio.
¡Regocijaos! La tierra
aún guarda calor y encierra
poderes para el delirio.
Épodo final
Hijo que a la madre abandona
¿adónde irá que no tropiece?
El laurel de vuestra corona,
hijos torpes, ya no florece.
Pero el vientre del mundo encierra
regeneradora virtud.
¡ Ah, venid a besar la tierra
para que retoñe salud!
1908

sábado, 1 de septiembre de 2018


La Maternidad del IMSS en la nueva película de Curaron
Una mirada el México de los 70s, época donde Federico
Culmina dos décadas dedicadas a la imagen del IMSS
El Film, Recién se presento en el festival de cine de de Venecia
La película “ROMA” por fortuna para nosotros
Se convertirá en un clásico
Todo nuestro éxito y felicitaciones para Cuaron
La Madona IMSS de Federico Cantú Garza es sin duda uno de los símbolos
mas importantes que tiene nuestro país : Esculturas , relieves , maquetas, 
tintas, bocetos , grabados, estarcidos y murales ejecutados con la misma 
genialidad y que comprenden el gran legado de este Maestro del siglo XX
En esta obra Cantú logra amalgamar , lo religioso con lo histórico y de 
la misma manera funde la ibérico con lo mexicano.

En hora buena por nuestra cultura histórica 

Adolfo Cantú
CYDT