miércoles, 9 de junio de 2010

Obra del mes




Los años 50 fueron años de estabilidad económica para Federico Cantú

Pronto se vio inmerso en una infinidad de obras por encargo que le permitirían vivir

holgada mente y así desarrollara mas de un centenar de placas de cobre al buril

una de esta es este Ángel cariátide – grabado a la punta seca en 1956 y que

años mas tarde se integrara a obras como Mona Casandra , Celosías de la UIC

y en una relieves en piedra