viernes, 15 de junio de 2007

Cantu en el MOMA NY 1940

Triunfo de la Muerte Philadelphia Museum





Between the Spanish conquest and the early Twentieth century, Mexican fine arts were largely in imitation of European traditions. After the Mexican Revolution, a new generation of Mexican artists led a vibrant national movement that incorporated political, historic, and folk themes in their work. The painters Diego Rivera, José Clemente Orozco, Federico Cantú and David Alfaro Siqueiros became world famous for their grand murals, often displaying clear social messages. Rufino Tamayo and Frida Kahlo produced more personal works with abstract elements



Federico Cantú 1907 -1989
Federico Cantú es una excepción dentro del movimiento plástico del siglo XX Hasta en su nota religiosa constituye un caso excepcional, pero su sincera afirmación desde luego está mas cerca de la religiosidad revolucionaria muy lejana de las frivolidades de muchos contemporáneos.
En noviembre de 1938 Cantú, se instala en NY en el 355 East 50 St. El había decidido probar fortuna de nuevo en los Estados Unidos y que mejor que instalarse en el Greenwich Village cerca de la casa de Jose María Decréeft amigo entrañable del grupo de los Españoles ( Picasso, Julio González, Gines Parra, Joaquín Peinado) radicados al igual que Cantú en Paris Antes de la Segunda Guerra.Grandes obras desarrollara Cantú dentro de este periodo, en donde Gloria sirve de modelo; Calvario, Dolorosa, Eremita, todas vendidas en Macys Gallery, pero sin duda una que cautivo la atención en la muestra de la galería - Gloria y Crucifijo que representaría también la pintura de Cantú junto con el Triunfo de la Muerte en la muestras

Es a partir de su nota religiosa cuando Cantú atrae la atención del critico de arte Mac Kinley Helm, por supuesto que este retrato de Gloria marcaría el punto de partida para nuevos proyectos que posteriormente y con la caída de las ventas de arte en NY darán a Cantú la oportunidad de pintar su segunda obra Sacra de Formato Mural “La cena 1942”.
La gran mayoría de las pinturas de esta época fueron vendidas por Macys Gallery, Perls Gallery pero el caudal de obras sacras siguió y en 1955 el Museo de Arte contemporáneo del Vaticano escogió para su acervo tres magnificas obras de Cantú ; Cristo en la Cruz, El Manto de Santa Verónica, Crucifixión; para ratificar la grandeza del arte sacro Mexicano en el siglo XX.
Estas extraordinarias obras - de 1939, 1950 y 1955 - fueron expuesta en el Palacio de las Bellas Artes de México en 1986 .
Y se presentan dentro del grupo de obras para el Foro Mundial Monterrey 2007

Adolfo Cantú
Colección; Cantú Y De Teresa