martes, 18 de septiembre de 2012



Los años que vivimos en Paris

Conferencia MUNAL  día miércoles 18 de julio de 13:00 - 14:00
Federico Cantú Federico Heraclio Cantú Garza 1907-1989
Antonin Artaud Antoine Marie Joseph Artaud 1896-1948


Es muy difícil no enamorarse de Paris - decía Cantú –Una ciudad suntuosa plagada de historia y belleza , de moda y pobreza , de hermosas  mujeres e inolvidables fiestas.

Así fue el Paris de entre guerras, donde conocí a los mas grandes personajes de la época, una ciudad que vivía en pasado , presente y que trasformaba el futuro de todos nosotros, una metrópoli que lego al mundo gran parte de lo que puede contener el arte mismo de un siglo.


Vivíamos ese tiempo con mucha pasión pero la verdad es que éramos todos aspirantes a morirnos de hambre , hasta el mismo Breton , que fue salvado en plena Guerra por Peggy Guggenheim cunado todos nos trasladamos a vivir a Nueva York a finales de los 30s.

En aquellos años los cafés y bares eran un elemento esencial en la vida de todos nosotros, se formaban grupos de una o varias mesas en las terrazas y  ahí pasábamos gran parte del tiempo , pintores, escultores, músicos y poetas además de un sinnúmero de modelos , ahí podíamos tratar la venta de obras antes de pasar al atelier .
Recuerdo dice Cantú-  cuando llegue a Francia en 1924 Modigliani ya se había convertido en un mito. Tanto que unos meses antes de salir de México , estábamos algunos pintores en el alcázar del Castillo en Chapultepec donde nos enfilábamos para saludar a el Presidente Obregón, el  nos fue saludando a todos
y se paro frente a  Diego y le dijo   “oiga Rivera como lo admiro a usted por haber podido conocer a Modigliani.” Ese recuerdo se me grabo y mas tarde lo reviví cuando pude admirar por primera ves una serie de obras de Picasso y Modigliani en el atelier del  amigo que tendríamos en común - Gines Parra.
A la Muerte de Modigliani su obra habían sido recuperada en diferentes bares y bistrots como Rosalie´s – Closerie des lilas-  mas aun después del éxito de la subasta de obra confiscada a Daniel Henry-Kahnweiler .
Pero Si el cubismo había nacido en Montmatre ahora en Montparnasse , que era el centro de la bohemia y de la creación, surgían nuevos ISMOS.
por ello Alfredo Ramos Martínez  que fue mi maestro en la Escuela al aire libre de Coyoacan  le dijo a mis padres “El futuro de su hijo esta en Paris”, y así conocí a todo este grupo de grandes luminarias.








La revolucion surrealista
A Diferencia de los Dadá como afirmaba Breton: el surrealismo no era negativo ni destructivo por ello Breton se había esforzado por crear un “espíritu de investigación” y una preocupación moral para crear un contrapeso en el movimiento Dadá.
Pero los Dadá no dejaron nada en pie. Ahora el nuevo grupo formado por exactamente los mismos se llamaría Surrealismo y tenia una actitud constructiva y positiva con nuevas fuentes de inspiración de actos automáticos del subconsciente.
El movimiento no adquirió una forma completa hasta octubre de 1924 y se inauguro el bureau de recherches surrelistes. En e 15 de la rue de Grenelle. La decoración incluía un desnudo decapitado.
Y fue en octubre que coincide con la Muerte de Anatole France y por los numerosos homenajes al difunto que había secundado a Émile Zola. Que Breton escribió : celebremos el día que enterramos la marrullería , el tradicionalismo, el patriotismo y oportunismo….Con esto a veces los nuevos surrealistas se ganaban enemigos sin tener que provocarlos.
En el mundo de los artistas La convivencia se daba entre los grandes maestros y sus discípulos tanto en la academia  Colarossi y en  La Grande Chaumiere. ( Zadkine-Giacometi)
Pero lo mismo sucedía en los Ateliers: como el de Matisse donde albergaba un buen numero de pintores extranjeros como Marie Vassilieff ( rusa) que seria quien presentara a Kiki con Man Ray
Que a su ves Kiki era una de las modelos preferidas de Chäim Soutine , Möise Kislig, Fougita y otros mas como  Maurice Utrillo hijo de la legendaria Susan Valadon.
Por supuesto estaban las galerías , los coleccionistas los mecenas que Vivian diariamente  los cafés bares y bitrots de Montparnasse.
 Si damos por cierto el testimonio de algunos artistas casi todos los cafés y bares estaban a rebosar de americanos que huían de la ley seca.
Ahí : A tan solo unos pasos de los cafés La Rotonda , Le Dome, Le Dingo, The Jockey. La Closerie des lilas. Estaba una calle que salía del carrefour Vavin .
 No podía haber una mejor esquina en todo el barrio para vivir y trabajar , para emborracharse y enamorarse . Ahí vivióFederico Cantú una década y en algunas ocaciones Antonin Artaud que por siempre seria un nómada nato.
En esta pequeña calle de nombre Rue Delambre ,
Detrás de la Rue Huygens donde Eric Satie con sus históricos conciertos había ganado su lugar en la música. ahí a tan solo unos pasos había un inmueble  llamado Hötel des Écoles , donde se rentaban pequeños cuartos ( espaciosos de 15m2)trasformados en  ateliers, que por lo general estaban ocupados por periodos largos de seis meses a un año.



Ahí se instalaron:



Man Ray y Kiki de Montparnasse , Breton , Miro, Trsitan Tzara,  Kusaguru Fugita y Federico Cantú , Gines Parra, Joaquin Peinado…..etc.



Esos años que vivieron en Paris fueron de gran esplendor, donde poetas , pintores , escultores compartían lo nuevo y lo viejo.
Pero además no había diferencia entre sus gremios  Los poetas pintaban y los pintores escribían al igual que los escultores eran escenográfos .
Artaud y Cantú  gustaban de la literatura, la historia ,  las antiguas civilizaciones y por supuesto de la vida bohemia.
Antonin Artaud joven poeta y dramaturgo , un hijo prodigo del surrealismo escribía, actuaba  tanto en cine como en teatro,., Cantú trabajaba en la escultura y la pintura pero era amante de la literatura , música y poesía, y   desde 1924  se integro al grupo de españoles cercanos a Picasso , José Maria Decrefft, Julio González, Gines Parra, Mateo Hernández.y posteriormente con José Moreno Villa uno de los mas allegados a Lorca , Dalí , Buñuel y Aragon.
En 1924 Artaud debuto en el cine y Picasso presento  el vestuario del ballet Mercurio con música de Eric Satie.
Todo un grupo de intelectuales que por las noches vivían a plenitud la vida bohemia en Paris.
Tradición que será recuperada por Federico Cantú una década después en el café de Paris en el centro de la ciudad de México. Junto con sus amigos también bohemios de Paris:  Renato Leduc, Cardoza y Aragón , Alfonso Reyes, Moreno Villa , al que se sumaron  también : Maria Izquierdo, Ortiz Monasterio, Diego Rivera ,uno que otro Torero o cineasta y por supuesto Antonin Artaud en su paso por México que señalaría: “Me temo mucho que haya un movimiento antiindígena en México”.




Surrealismo: nuevo libro
Teresa del Conde
E
l libro Surrealismo: vasos comunicantes publicado por el Museo Nacional de Arte no es un cofee table book y trasciende la categoría de catálogo. Los ensayos ex profeso a cargo de varios autores están ilustrados primordialmente con las piezas que integran la exposición.
El del sicoanalista Néstor Braunstein y el del investigador y crítico Serge Fouchereau, debido a la temática que guardan, están entre los principales. Asimismo el de Fabienne Bradu, que integra un tríptico en el que la autora ha trabajado a fondo, acerca de las estancias en México de Antonin Artaud, André Breton y Benjamin Péret. La que concierne a Artaud, reviste particular interés debido a que ofrece material que complementa su libro del Fondo de Cultura Económica,Artaud todavía (2008): El viaje de Artaud a México (1936) se vio motivado (aparentemente) por su deseo de explorar lo que quedaba en el país “de un naturalismo pleno de magia…” Esa idea regía entonces y siguió rigiendo durante décadas. Por eso Bradu advierte (acerca de esa magia)que se trata de ideas preconcebidas, añadiendo una importante observación. Él vino con la esperanza de encontrar aquí una curación mágica y definitivade los trastornos mentales, físicos y espirituales que lo aquejaban. De aquí su viaje a la Tarahumara.
El poeta, cineasta y creador del teatro pánico, desde mi punto de vista erró al considerar en 1946, fecha de una gran exposición de Van Gogh en L’Orangerie, que el pintor holandésprefirió volverse loco a transigir. Todo lo contrario, Van Gogh luchó denodadamente a través de su pintura y de su copiosa escritura a ahuyentar o detener sus demonios interiores, pues su idea del honor humano que manejó Artaud en El suicidado de la sociedad se concentró en su propio poder de expresión, que tenía que ser verídico, genuino en todos los casos. Era un buscador de la verdad, o de Dios si se quiere, acudiendo a la expresión del texto novelado de Julius Meier-Graefe, de 1921, que a la postre desató varias películas sobre su persona, entre otras la de Vincente Minelli. Buscaba la salud y buscaba crear. Artaud puso su esperanza en el peyote que, según creyó, devuelve el espíritu a sus fuentes. Al correr del tiempo su idea se vincula a las letanías de María Sabina que ella concentró en los niños sagrados, los hongos alucinógenos, cuyo principio activo es la psilocibina, alcaloide que al metabolizarse crea estados sicodélicos y sicoactivos. El principio del peyote es la mezcalina. Ambos efectos se concentraron sintéticamente en el ácido lisérgico (LSD), más los usos de las sustancias originales estuvieron vinculados a ritos religiosos. No a la exploración de mundos interiores.
Bradu atribuye a abstinencia de láudano las ocasiones en las que Artaud hizo referencia a miasmas o maleficios.
La pérdida de sí que padeció Artaud hasta su muerte, lo condenó a ser dos, dice Bradu (dos o más, pero en todo caso es la otredad) y a ver y verse con el mismo exceso.
Respecto del capítulo sobre Breton, lo que es muy poco conocido es el encuentro de éste con los hermanos Almazán, en Monterrey. Recordemos que Juan Andrew Almazán contendió por la presidencia de México contra Manuel Ávila Camacho. Diego Rivera, por cierto, fue almazanista.
El texto de Bradu viene ilustrado, entre otras imágenes, con la pintura de María Izquierdo (tan admirada por Artaud), que antes se titulaba Sueño y presentimiento, y que ahora aparece como Sueño y pensamiento (1947).Ella asoma la cabeza por la ventana de la construcción en línea de fuga acelerada tipo De Chirico, blandiendo como trofeo su propia cabeza decapitada. Las lágrimas que emite esa cabeza van convirtiéndose en hojitas de siempreviva que caen en una tinaja o canoa en la que está plantada la cruz. De la ventana que ostenta la pared en fuga emergen unos ramales rojizos que son también conjuntos venosos y arteriales de donde cuelgan máscaras. A la figura del primer hombre con brazos alzados en primer término se van sucediendo medias figuras sin torso que se dirigen al punto de fuga. Eso corre paralelo al monte Calvario al que suceden troncos de árbol brutalmente cercenados. Esa no es la representación de un sueño ni un pensamiento, es, como lo asentó la propia Izquierdo, un presentimiento, pues al poco tiempo de efectuado el cuadro sufrió un accidente vascular cerebral que la dejó paralítica del lado derecho. Con voluntad férrea aprendió a pintar con la mano izquierda.
Al hablar de los ensueños diurnos, Freud anotó que la visualización de los espejismos suelen trasponer realidades síquicas y físicas.
Así, el cuadro La soga, también de1947 (colección Blaisten) en cierto grado está vinculado al que comento, que hasta donde recuerdo pertenece a una colección particular regiomontana.