lunes, 29 de diciembre de 2008

Federico Cantú 1907- 1989 Aniversario 2007













Cultura y Ciencia

Rinden tributo a la cultura helénica

El sello que Grecia imprimió en la cultura occidental formó parte de la formación y la fascinación que el artista Federico

Cantú reflejó en su fecunda obra plástica.

Con el tema: “Grecia en la obra de Federico Cantú”, abrió al público la exposición homenaje con que la

Pinacoteca de Nuevo León quiere celebrar el centenario del nacimiento del pintor, grabador, escultor, dibujante.

El gobernador, José Natividad González Parás, inauguró esta muestra, el pasado miércoles 5 de septiembre, en la

que se incluyen 40 obras que forman parte de las colecciones Cantú Fabila y Cantú de Teresa, pero cuyo acervo

contiene mil 500 obras del artista regiomontano.

La exposición estará en la Pinacoteca hasta el mes de febrero de 2008, y en ella se pueden apreciar pinturas, esculturas

y grabados, así como el mural “La Caída de Troya”, recuperado para el acervo nuevoleonés por González

Parás.

Federico Cantú es el gran creador de lo que fuera patrimonio cultural de Nuevo León: “Los Altares”, en el

municipio de Iturbide, y de otras obras instaladas en los frontispicios de la universidad y del Museo de Historia

Mexicana, mencionó el mandatario.

El gobernador González Parás consi-deró que éste es un año muy especial, porque dos grandes personajes de la vida

plástica mexicana celebran cien años de existencia; sus obras están en Nuevo León, y se exhiben como parte de las

actividades del Fórum Universal de las Culturas. Se trata de Frida Kahlo y Federico Cantú.

“Federico Cantú fue un personaje; pocos adquieren esta categoría, porque para trascender como personaje no

basta la obra creativa; se requiere también tener dosis sobresalientes de temperamento, de sensibilidad, de sentido por

la mexicanidad y por lo cosmopolita. “La obra de Federico Cantú, en este lugar tan significativo para nosotros los

nuevoleoneses, estará como uno de los programas del Fórum Universal de las Culturas, para que quien venga a admirar

las extraordinarias exposiciones, los diálogos y las actividades culturales que durante 80 días se habrán de desarrollar

aquí en Monterrey”, expresó.

PINCELADAS DE LA OBRA DE CANTÚ

Jorge García Murillo, curador de la muestra, consideró que la exhibición de estas piezas “son pinceladas” de

la obra de Cantú, y recordó que Nuevo León tiene todavía una deuda con el artista, pues aún no se ha organizado una

gran retrospectiva del autor del símbolo del Seguro Social y de la Lotería Nacional.

“La curaduría de esta exposición es sencilla, pero un verdadero gozo; la colección Cantú de Teresa nos presenta

un conjunto de esculturas en diferente formato y diferentes materiales, así como obras en papel, y en pintura, y recorre a

partir de este mural, la narrativa de la Caída de Troya, el retorno de Ulises, el retorno de Eneas, pero también toca los

temas de la tragedia como, Eludises, Palas Atenea, Leda, Cassandra, etcétera”, explicó García Murillo.

“Se trata de Grecia, no de la mitología; se trata de Grecia y se trata de un homenaje a uno de los pilares de los

orígenes de la plástica neoleonesa”, insistió.