domingo, 16 de marzo de 2008

Semana Santa

En reiteradas ocasiones la pintura mural de Cantú es reflejo de su predilección por la tipología bíblico - cristiana .
Sus vía crucis , sus dolorosas, sus madonas , ángeles , demonios y pasajes eternos, nos muestra a un pintor barroco hispanoamericano

Por fortuna la pintura es crisol donde se funde nuestras ideas y nuestras ilusiones dentro de una legitima religiosidad.


Desde chico me atrajeron las grandes dimensiones . hice dibujos de gran tamaño a la témpera y esto me consoló antes de enfrentarme a los muros para pintar al fresco y al labrar mis primeros bajo relieves.

Según la tradición, la Santísima Virgen visitaba diariamente las Estaciones originales y el Padre de la Iglesia, San Jerónimo, nos habla ya de multitud de peregrinos de todos los países que visitaban los lugares santos en su tiempo
Ferraris menciona las siguientes Estaciones con indulgencias: 1) El lugar donde Jesús se encuentra con su Madre. 2) Donde Jesús habló con las mujeres de Jerusalén. 3) Donde se encontró con Simón Cirineo. 4) Donde los soldados se sortean Sus vestiduras. 5) Donde fue crucificado. 6) La casa de Pilato. 7) El Santo Sepulcro.

1938-1941
Al Atelier de NY en el 355 East 50 St. Llegaban coleccionistas marchants
y críticos hacer nuevos pedidos y visitar a Federico . Mac Kinley Helm seria uno de tantos. Pronto Helm se convirtió en uno de los mecenas de Cantú. Amante de la obra sacra, Atesoro un sin numero de obras de la paleta de Federico.
La capacidad creadora conjugada con el conocimiento Bíblico de Mac Kinley Helm
Transformaron la pintura de Cantú en un laberinto iconográfico.

La pascua es la fiesta principal y mas antigua de los cristianos. Es el corazón del año litúrgico. León I la llama la fiesta mayor (festum festorum)
La pascua conmemora la Resurrección del Cordero Inmolado: Jesucristo. Manifiesta la victoria ganada en la Cruz por Jesús sobre el demonio.
Hay una continuidad histórica y religiosa entre La Pascua judía y la cristiana ya que Cristo murió el primer día de la fiesta judía de la Pascua, que celebra la liberación por mano de Dios del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.
Tiene además un profundo simbolismo ya que la muerte de Jesucristo cumple la Antigua Ley, sobre todo en lo referente al cordero pascual que los judíos comen la noche víspera del 14 de Nisan. Cristo, es inmolado el mismo día de la pascua judía, en que se inmolaban los corderos en el templo. Jesús es el Cordero Pascual que nos libera del pecado.

Esta obra, con la que celebramos la semana de Pascua, es muestra de la capacidad creadora del Maestro Cantú. Con ella Finalizamos el siclo del cien Aniversario del Artista.
De nuevo Gracias al Gobierno de Nuevo León , CONARTE , Museos , Instituciones Universitarias, Críticos , Coleccionistas y Amigos por haber echo posible este merecido homenaje.



Esta obra, con la que celebramos el viernes santo , es muestra de la capacidad creadora del Maestro Cantú.

Adolfo Cantú .